Pareja en computadora en el hogar

Encontrar un programa de cuidado infantil puede ser una tarea difícil, pero estos consejos pueden ayudar:

1. Comience con anticipación

Empiece a buscar con la mayor anticipación posible. No importa qué tipo de cuidado esté considerando elegir (un centro de cuidado infantil o cuidado en el hogar de otra persona) encontrar la opción de cuidado infantil adecuada puede tomar tiempo.

2. Infórmese y comuníquese por teléfono

Comience su búsqueda aprendiendo acerca de los diferentes tipos de proveedores de cuidado infantil; revise los requisitos básicos de salud y seguridad y entérese de los reglamentos específicos de su estado. Use la búsqueda de cuidado infantil de su estado que puede ayudarle a buscar proveedores cerca de su casa o camino al trabajo. Consulte el historial de inspecciones y reclamos del proveedor, y obtenga más información sobre su calificación de calidad, si está calificado. Simplemente haga clic en este enlace, "Ver Recursos de su Estado", seleccione su estado en "Obtenga recursos de cuidado infantil". Luego verá el botón "Encuentre cuidado infantil ahora" y una variedad de enlaces a información específica del estado.

Además, considere la posibilidad de llamar a expertos locales, a su agencia de recursos y referencias de cuidado infantil (child care resource and referral, [CCR&R, por sus siglas en inglés]). Las agencias de CCR&R pueden ofrecerle detalles sobre el cuidado infantil en su área y una lista de opciones de programas de cuidado infantil que pueden cubrir sus necesidades. Asegúrese de preguntar a su agencia de CCR&R las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son los requisitos de licencia en mi área?

  • ¿Cómo puedo obtener información sobre las quejas y violaciones de licencias?

  • ¿Mi familia califica para obtener alguna asistencia financiera para el cuidado infantil?

  • ¿Los proveedores de mi área tienen algún sistema de valoración y mejora de calidad?

     

3. Visite y haga preguntas

¡Visite los programas de cuidado infantil que le interesen y no tenga miedo de hacer preguntas! La sección titulada "Elegir un programa de cuidado infantil" tiene preguntas que le ayudarán a determinar si el programa es de alta calidad y si el proveedor es una buena opción. También tiene listas de verificación que puede imprimir y llevarlas consigo cuando haga las visitas.

4. Haga una elección

Piense en lo que vio en cada visita y haga la mejor elección para su hijo(a) y su familia de acuerdo con sus necesidades y valores.

5. Permanezca involucrado

El trabajo no ha terminado una vez que encuentra un buen cuidado para su hijo(a). Construir una relación fuerte con su proveedor contribuirá al aprendizaje y el desarrollo de su hijo(a). Busque formas de intercambiar información sobre su hijo(a) y tenga conversaciones sobre el cuidado y el aprendizaje de su hijo(a).

Estas son algunas formas de cómo puede estar involucrado:

  • Planifique reuniones periódicas con su proveedor y haga preguntas.

  • Comparta información sobre su hijo(a) con su proveedor, incluyendo noticias sobre lo que sucede en su hogar.

  • Visite con regularidad, incluyendo visitas sorpresa de vez en cuando.

  • Comparta sugerencias e inquietudes con el proveedor de su hijo(a) o con el director o el dueño del programa.

  • Haga trabajo voluntario cuando sea necesario. Esto puede incluir ayudar en el programa o inscribirse para un papel de liderazgo.

  • Visite a su hijo(a) en el programa y léale un libro a los niños.

  • Participe en eventos especiales, como en excursiones, en el día de las profesiones, en el mes de la herencia africana y en otras fechas festivas.

  • Trabaje junto a su proveedor en el plan de aprendizaje de su hijo(a). Busque maneras de apoyar el aprendizaje en el hogar y en el lugar de cuidado.

  • Participe en el diseño de actividades y eventos basados en las fortalezas, intereses y habilidades de su hijo(a).

  • Trabaje con su proveedor para crear actividades que reflejen la cultura y las tradiciones de su familia.

  • Es posible que durante el día no pueda salir un rato del trabajo, pero a la hora de entrada y de salida del niño también es un buen momento para hablar con el proveedor de su hijo(a). Si el proveedor de su hijo(a) no está disponible durante esos momentos, averigüe de qué otras maneras puede preguntar cómo le va a su hijo(a). Por ejemplo, puede planificar una hora determinada para llamadas o comunicación a través de notas, fotos, textos o mensajes de correo electrónico. Encuentre un momento y una forma de comunicación que le convenga a usted y al proveedor de su hijo(a).

  • Visitar y participar en los eventos del programa de su hijo(a) transmite un mensaje contundente: le dice a su hijo(a) y al cuidador de su hijo(a) que usted considera que lo que su hijo(a) está haciendo y aprendiendo es importante.