Padre y el niño con el proveedor de cuidado infantil

Como padre o madre, usted tiene muchas responsabilidades. Los programas de cuidado infantil de alta calidad trabajan conjuntamente usted para cuidar a sus hijo(a)s y ayudarle a cumplir los objetivos de su familia. Los mejores proveedores de cuidado infantil le pedirán su opinión y comentarios para saber si están atendiendo sus necesidades y las de su hijo(a).

Encontrar a un proveedor que lo considere como un aliado es vital ya que la presencia de un vínculo fuerte entre todas las personas que son importantes para los niños (padres, miembros de la familia, amigos de la familia y maestros) contribuye a que los niños crezcan y aprendan. Los entornos de alta calidad y las buenas relaciones preparan a los niños para la escuela y para un futuro exitoso.

Los proveedores de cuidado infantil de alta calidad trabajarán para desarrollar una relación a largo plazo con usted, basada en la confianza y en el respeto. Estarán interesados en saber más sobre su familia y hablar sobre lo que usted siente que va bien. Si usted está pasando momentos difíciles, ellos le escucharán y trabajarán con usted para encontrar una solución.

¿Cuáles son las características de las alianzas en los programas de alta calidad? Puede esperar que los programas hagan lo siguiente:

  • Acogen a todas las familias.

  • Le brindan apoyo para crear relaciones fuertes con sus hijos(as).

  • Fomentan el desarrollo de vínculos con otras familias.

  • Lo incluyen en actividades y programas que promueve el desarrollo de su hijo(a).

  • Le ofrecen actividades que se adapten al horario de su familia.

  • Se comunican con usted en un lenguaje claro y en su propio idioma si no es el inglés.

  • Consultan su opinión sobre cómo mejorar la calidad.

  • Crean oportunidades para compartir información sobre el aprendizaje y el desarrollo de su hijo(a).

  • Respetan la cultura, el idioma y la experiencia de su familia para apoyar el aprendizaje y el desarrollo de su hijo(a).

  • Garantizan que usted podrá tener acceso a su hijo(a) en todo momento.

  • Ofrecen oportunidades de visitas en el hogar para apoyar el desarrollo de relaciones.

  • Lo apoyan como la persona que toma las decisiones con respecto al programa de cuidado infantil. Algunos programas, incluyendo Head Start, ofrecen oportunidades de formación en liderazgo o asesoría.

  • Ayudan a las familias en la transición a nuevos entornos de aprendizaje; por ejemplo, en la preparación para pasar del cuidado infantil al pre-kínder o al kínder.

  • Lo invitan a dar su opinión sobre el programa.

  • Piden que comparta sus conocimientos sobre su hijo(a) antes de ofrecer sus propias soluciones. Ellos respetan su conocimiento y reconocen sus fortalezas.

  • Construyen una relación de confianza con usted para que pueda expresar sus preocupaciones con confianza.

  • Lo identifican como el experto en todo lo relativo a su hijo(a) y apoyan su estilo de crianza.